Los contratos atípicos

Los contratos atípicos

Al amparo de la autonomía de la voluntad (art. 1255 CC), los particulares pueden crear nuevas figuras contractuales no tipificadas legalmente.

Estos contratos atípicos se rigen:

  • Por lo pactado.
  • Por las normas del contrato típico que más semejanza presenten con el atípico (misma naturaleza esencial o de naturaleza similar).
  • En su defecto, por las normas generales de las obligaciones y contratos del CC (arts. 1254 a 1314 CC).

Son ejemplos de contratos atípicos, el contrato de cajas de seguridad, el contrato de explotación de máquinas recreativas, el contrato de utilización de autopista, el contrato de camping, el contrato de factoring, el contrato de gestión de cartera de valores, el contrato de cuenta corriente, el contrato de franquicia, el contrato de patrocinio, el contrato de abanderamiento, los contratos de explotación ganadera, contrato de hospedaje, contrato de assitencia sanitaria …

Frecuentemente la atipicidad de los contratos deriva de haberse añadido a un contrato típico actuaciones ajenas a su configuración habitual. Lo que da lugar en ocasiones a distinguir entre un contrato principal y otros accesorios. Otras veces, la atipicidad procede de la unión en un solo contrato de las prestaciones propias de dos o más contratos. Así, para los contratos de cajas de seguridad puede ser útil tener en cuenta la regulación del depósito y del arrendamiento de cosas.

One thought on “Los contratos atípicos

  1. Pingback: Obligaciones del depositario en el contrato de depósito | Abogados Civil Madrid

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s