El derecho a la vida. La vida en vías de formación

El art. 15 de la Constitución proclama el derecho a la vida de “todos”, en principio, el artículo 30 CC no le concede a los concebidos pero nonatos la condición de personas.

No obstante, aunque el concebido pero no nacido no cumple los requisitos del art. 30 CC (tener figura humana y vivir veinticuatro horas fuera del claustro materno), es merecedor de protección porque con él se está protegiendo una vida en formación, que también es un bien constitucionalmente protegido.

Además, otros derechos que se le vienen reconociendo son los de poder reclamar, por derecho propio, el resarcimiento por lesiones que se le causaron estando en el claustro materno o el de poder reclamar una filiación, o tener en cuenta el tiempo de la concepción para la obtención de la nacionalidad española de origen.

La Ley de Enjuiciamiento Civil (art. 6.2) también permite que pueda ser parte en los procesos ante los tribunales civiles “para todo aquello que le sea favorable” (como supuestos de filiación o responsabilidad civil por daños al concebido). En todo caso, lo resuelto queda a expensas de que se produzca el nacimiento: si éste no se llega a producir la sentencia deviene ineficaz.

One thought on “El derecho a la vida. La vida en vías de formación

  1. Pingback: El derecho a la vida. La protección de la vida | Abogados Civil Madrid

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s