La Asociación como persona jurídica

La asociación es una agrupación de personas que, dotada de una organización, persigue la consecución de un determinado fin común.

Toda asociación debe reunir los siguientes elementos:

a) Una pluralidad de miembros, ya que la ley de asociaciones habla de “tres o más personas” (art. 5).

b) Una organización. Si no fuera así estaríamos ante una mera unión o reunión de personas. Una asociación está organizada cuando tiene órganos rectores que son los que hacen posible la consecución del fin. De igual forma, la organización se advierte desde el momento que es necesaria la existencia de unas reglas que se refieran a su funcionamiento o estatutos, y a su estructura.

c) La existencia de un fin común que ha de ser lícito y determinado.

d) El reconocimiento por parte de la ley, mediante el cumplimiento de ciertos requisitos.

El régimen jurídico de las asociaciones está constituido, fundamentalmente, por la Ley Orgánica 1/2002, de 22 marzo, que desarrolla el artículo 22 CE de Asociación.

Junto a esta ley existen otras disposiciones como: la Ley de 14 de junio de 1.976, reguladora del derecho de asociación sindical; Ley 54/1.978, de 4 de diciembre, de partidos políticos; a la Ley Orgánica 11/1.985, de 2 de agosto, de libertad sindical.

Por su parte, el artículo 22 CE, sanciona el derecho de asociación como un derecho fundamental.

Esta nueva ley, limita su ámbito a las asociaciones sin animo de lucro, lo que permite dejar fuera del ámbito de aplicación de la misma a las sociedades civiles, mercantiles, industriales y laborales, a las cooperativas y mutualidades, y a las comunidades de bienes o de propietarios, cuyas finalidades y naturaleza no responden a la esencia comúnmente aceptada de las asociaciones, sin perjuicio de reconocer que el artículo 22 de la Constitución puede proyectar, tangencialmente, su ámbito protector cuando en este tipo de entidades se contemplen derechos que no tengan carácter patrimonial.

En este sentido, en el artículo 1.3 se establece que se regirán por su legislación específica los partidos políticos; los sindicatos y las organizaciones empresariales; las iglesias, confesiones y comunidades religiosas; las federaciones deportivas; las asociaciones de consumidores y usuarios; así como cualesquiera otras reguladas por leyes especiales.

Las asociaciones se constituyen mediante acuerdo de tres o más personas físicas o jurídicas legalmente constituidas, que se comprometen a poner en común conocimientos, medios y actividades para conseguir unas finalidades lícitas, comunes, de interés general o particular, y se dotan de los Estatutos que rigen el funcionamiento de la asociación (art. 5.1).

El acuerdo de constitución, que incluirá la aprobación de los Estatutos, habrá de formalizarse mediante acta fundacional, en documento público o privado.

Con el otorgamiento del acta adquirirá la asociación su personalidad jurídica y la plena capacidad de obrar, sin perjuicio de la necesidad de su inscripción.

One thought on “La Asociación como persona jurídica

  1. Pingback: La Asociación. Requisitos de constitución | Abogados Civil Madrid

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s